Tipos de imbéciles según Savater

Savater

Fernando Savater en su libro “Ética para Amador” da una definición cuanto menos curiosa, y no exenta de ironía, en la cual, y si somos sinceros con nosotros mismos, encajamos  en mayor o menor medida. Aquí os dejo la categorización del imbécil:

“¿Cuál es la única obligación que tenemos en esta vida? No ser imbéciles (…) El imbécil puede ser todo lo ágil que se quiera y dar brincos como una gacela olímpica, no se trata de eso. Si el imbécil cojea no es de los pies, sino del ánimo: es su espíritu debilucho y cojitranco, aunque su cuerpo pegue unas volteretas de órdago. Hay imbéciles de varios modelos, a elegir:

a) El que cree que no quiere nada, el que dice que todo le da igual, el que vive en un perpetuo bostezo o en siesta permanente, aunque tenga los ojos abiertos y no ronque.

b) El que cree que lo quiere todo, lo primero que se le presenta y lo contrario de lo que se le presenta: marcharse y quedarse, bailar y estar sentado, masticar ajos y dar besos sublimes, todo a la vez

c) El que no sabe lo que quiere ni se molesta en averiguarlo. Imita los quereres de sus vecinos o les lleva la contraria porque sí. Todo lo que hace está dictado por la opinión mayoritaria de los que le rodean: es conformista sin reflexión o rebelde sin causa.

d) El que sabe qué quiere y sabe lo que quiere y, más o menos, sabe por qué lo quiere pero lo quiere flojito, con miedo o poca fuerza. A fin de cuentas termina siempre haciendo lo que no quiere y dejando lo que quiere para mañana, a ver si entonces se encuentra más entonado.

e) El que quiere con fuerza y ferocidad, en plan bárbaro pero se ha engañado a sí mismo sobre lo que es realidad, se despista enormemente y termina confundiendo la buena vida con aquello que va a hacerle polvo

(…) Y todavía siento más tener que informarte que síntomas de imbecilidad solemos tener casi todos; vamos, por lo menos yo me los encuentro un día sí y el otro también, ojalá a ti te vaya mejor en el invento… Conclusión: ¡Alerta!, ¡en guardia! ¡la imbecilidad acecha y no perdona!”

Hasta aquí la reflexión de Fernando Savater. Ahora toca la siguiente reflexión:

¿Conoces algún imbécil que se autoproclame como tal? Tú mismo, podrías ser el mayor de los imbéciles y aún no saberlo. En definitiva, todo individuo sabe que la existencia de imbéciles es tan real, como que justo él no lo es. Eso siempre se da por sentado. La pregunta no es si encajas en alguna categoría o no. La pregunta es en que grado encajas en cada una de ellas. No tengas miedo de reflexionarlo sinceramente, si es que de veras, no quieres convertirte en el perfecto imbécil.

Si quieres recibir más entradas en tu cuenta de facebook pulsa “Me gusta” en “Síguenos en facebook” al final de este artículo.

Relacionados:

¿Eres idiota? Según Fernando Savater: http://wp.me/p379zh-7O

Tipos de tontos. Según Ortega y Gasset: http://wp.me/p379zh-3t

 

Anuncios

4 pensamientos en “Tipos de imbéciles según Savater

  1. Ahora comprendo mejor la situación actual. Una sociedad formados por imbéciles “tipo C” gobernados por imbéciles “tipo E”. Así nos va…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s